viernes, 29 de noviembre de 2013

Devuélveme mi noche rota de José Morand

Primogénito de una familia de clase media valenciana, obligado a estudiar en un colegio religioso y adoctrinado por su padre para ser un hombre de provecho, la voz del protagonista pronto descubre al rebelde que lleva dentro. Ni doctorado en Yale o Harvard, ni novio de falleras mayores, ni encantador como su hermano, ni convencional como sus padres: estudiante de Bellas Artes, con período nihilista incluido, oposiciones aprobadas y profesor de secundaria en institutos públicos como castigo divino. Con una banda sonora propia, personalísima, a lo largo de varias décadas, esta voz, a veces dolorosamente sincera y certera, otras extravagantemente oscura, salta por la cronología de toda una vida tirando de recuerdos y reflexiones.

Título: Devuélveme mi noche rota
Autor: José Morand
Editorial: Sinerrata
Colección: Sintemporánea
Género: Autoficción
Año: septiembre 2013
Páginas: 203
Formatos: Epub, ADE
Precio: 7,99 euros


Con ciertas influencias de las novelas de Amelie Nothomb, José Morand se estrena en el género de la autoficción con esta Devuélveme mi noche rota. Un itinerario cronológicamente errático, vertebrado a partir de la música de su vida, el autor evoca recuerdos y reflexiones a partir de canciones y cantantes, de melodías y orquestas, de géneros y modas. Pero, inconformista hasta en la estructura de su novela, José Morand también se rebela cuando percibe la pauta de una canción por capítulo y dice que, en realidad, la música no es más que una excusa, que lo que a él de verdad le gusta es divagar. Y esa es la norma, lector, no te acomodes porque esta no es una lectura plácida, un viaje cómodo, sino un tour sideral preñado de turbulencias.

Divagaciones o no, la prosa de Morand seduce al lector desde el principio por su estructura concisa, casi de telegrama, siempre contundente. Sujeto, verbo y predicado, el protagonista escupe sus verdades y sus miedos a ritmo incansable. No importa lo mucho o poco que el lector empatice con el personaje (tendrá sus más y sus menos, eso seguro), o con su banda sonora, porque es la manera de narrar lo que va a arrastrarle de página en página, siempre curioso, siempre pendiente de las vacilaciones vitales, de la rabia, de los recuerdos desordenados y abruptos de este personaje singular y vulnerable.

Divertido (una inquietante nota de "te veo esta noche" en una pensión de mala muerte), suicida (la vida mata de su época santiaguista), conmovedoramente tierno y generoso (cuidando de su hijo), amargado (la enseñanza a su pesar), parte de una generación entera marcada por las inundaciones y los zombis de Thriller,  José Morand todavía tiene aliento para carreras por las calles de Nueva York en busca del fantasma de Marcel Duchamp o descripciones tan hermosas como las de un paisaje de domingo con un violinista callejero. El autor modifica sus pinceladas precisas según el recuerdo y el momento, según la canción que suena, dolorosamente consciente de sus limitaciones para captar esos momentos.

"Yo no suelo encontrar personas, en el mundo real, que me influencien de manera determinante. No existen personas en el mundo real con discursos coherentes. Los seres humanos, en el mundo real, vamos habitualmente a la deriva. Somos arrastrados por las corrientes salvajes del mundo. Los grandes genios de la cultura sintetizan las ideas que les atenazan en momentos muy determinados de sus vidas. Las grandes obras están llenas de contenidos simbólicos que las enfrentan, que generan debates subterráneos."

Lector, si abres este libro te perderá la curiosidad del explorador, es todo un descubrimiento. Para disfrutar de la musical prosa de su autor y sus disquisiciones divagadoras.

Enhorabuena a Sinerrata por la calidad de esta edición (hace honor a su nombre) y gracias por el envío del ejemplar.

Sobre el autor (facilitado por la editorial):

José Morand nace en 1970, en Carcaixent, Valencia. Licenciado en Bellas Artes, ha ejercido diversos oficios mientras viajaba por todo el mundo, ha sido camarero, agricultor y guía turístico. Trabaja actualmente como profesor de instituto.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Todas las criaturas grandes y pequeñas de James Herriot

En 1937, Gran Bretaña no es un lugar en el que los jóvenes veterinarios recién licenciados puedan encontrar un buen trabajo. Los salarios son casi inexistentes y la práctica todavía resulta complicada dependiendo del profesional que te contrate. Muchos jóvenes trabajan apenas por la manutención y el alojamiento, otros apenas se diferencian de un criado para todo. James Herriot tiene 23 años, acaba de terminar los estudios de veterinaria y sabe que no lo tiene nada fácil. Pero la fortuna le sonríe cuando empieza a trabajar para Siegfried Farnon, el veterinario de Darrowby, en la hermosa campiña del Yorkshire más rural. Siegfried es algo excéntrico y muchas veces recalcitrante, pero es un buen hombre y excelente veterinario, y tiene total confianza en el joven Herriot. Pronto se les une en la casa, regentada por la señora Hall, el hermano menor de Siegfried, Tristán, un divertido y simpático estudiante de veterinaria con muchas ganas de divertirse. Entre los tres se encargan de todos los animales de la zona (perros, gatos, vacas, caballos, ovejas, cerdos...), día y noche, sin descanso, a merced de las peculiaridades de sus vecinos granjeros y sin perder, apenas, su británico sentido del humor.

"Para ese entonces, ya había formulado también algunas teorías quizás poco científicas; por ejemplo: las personas que vivían en casitas pequeñas siempre tenían perros muy grandes, y viceversa; los clientes que me decían "no importan los gastos" nunca pagaban la cuenta; cuando preguntaba el camino en los valles y me decían "no tiene pérdida" seguro que me hallaba al poco rato irremediablemente perdido."


James Herriot (1916-1995), pseudónimo de James Alfred Wight, fue un veterinario inglés que escribió varias novelas en donde recogía sus mejores anécdotas y experiencias profesionales. Todas las criaturas grandes y pequeñas es una de sus obras semiautobiográficas más conocidas, que recoge con cariño, humor y mucho encanto sus primeros años de práctica veterinaria en el condado de Yorkshire. Herriot en realidad ejerció en Thirsk junto con su colega Donald Sinclair y su hermano Brian, pero el nombre del pueblo y de sus socios está cambiado porque la ley inglesa prohíbe cualquier publicidad para los veterinarios. Pese a que la mayoría de sus novelas fueron las más vendidas en Gran Bretaña y Estados Unidos, y algunas de ellas fueron adaptadas para el cine y la televisión, Herriot no dejó nunca de ejercer de veterinario.

Todas las criaturas grandes y pequeñas es la historia de los primeros años de profesión de Herriot en Yorkshire, una zona rural de paisajes cautivadores pero en donde la vida de los granjeros no es precisamente fácil a finales de la primera mitad del siglo XX. El joven veterinario va adquiriendo experiencia con la práctica: partos, resfriados, vacunaciones en masa, inspecciones de salud reglamentarias, intervenciones quirúrgicas, lesiones... Pero a veces, lo más complicado de su profesión no siempre son sus pacientes: lidiar con granjeros peculiares, las llamadas a horas intempestivas, el problema de ir en un coche que se cae a pedazos, los morosos, el cautivador encanto de la hospitalidad rural... Con un sentido del humor genuinamente británico y muchísimo cariño, James Herriot desgrana capítulo a capítulo un sinfín de anécdotas sobre aquellos tiempos en los que corría de una granja a otra (a veces, sin frenos) como veterinario.

La novela de James Herriot es toda una declaración de amor y cariño a los animales, de respeto y ternura, de preocupación por una profesión que en aquellos años a veces poco más podía hacer que evitar el sufrimiento; pero también es una discreta reflexión sobre los humanos que cuidan de ellos y toda una galería de retratos de las gentes y las costumbres del Yorkshire de 1937. La prosa de Herriot rebosa de calidez y encanto, y tiene una facilidad pasmosa para transportar al lector al pintoresco Darrowby incluso en la parte trasera del coche más decrépito de Inglaterra. Sus personajes son magníficos, entrañables, y sus anécdotas hacen que desees que Todas las criaturas grandes y pequeñas no termine jamás.

Lector, un libro imprescindible para veterinarios de vocación y rendidos admiradores del mundo animal. Una historia llena de encanto y humor que te dejará con ganas de más.


Si quieres conseguir un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Todas las criaturas grandes y pequeñas

lunes, 18 de noviembre de 2013

Un lugar afortunado de Loredana Limone

Fue por pura casualidad que César, ilustre abogado y marido abandonado, acabase comprando a precio de ganga aquella diminuta vivienda de dos pisos en Borgo Propizio, un pueblecito medieval de escasos habitantes, aunque con castillo y fantasma propios. El mismo inmueble que su hija Belinda, con ganas de nuevos horizontes lejos de cualquier oficina, ha decidido convertir en su propio negocio: una lechería y pastelería. Lugar que estaba restaurando el artista de las reformas Ruggiero, quién había encontrado un zapato de doble suela emparedado en la futura tienda con un mapa del tesoro y una misteriosa sortija en su interior, pero que en cambio había perdido la cenefa de vaquitas diseñada por la caprichosa Belinda. Y en estos pensamientos andaba el buen Ruggiero al salir del local casi terminado, cuando atropella a la hermosa Mariolina, hermana inseparable de Marietta. El amor surge entre Ruggiero y Mariolina; Marietta no quiere quedarse sola con su colección de biquinis de ganchillo; Belinda no sabe qué nombre ponerle a su lechería; y el misterio del fantasma, el zapato emparedado, el mapa y la sortija van a dar muchos quebraderos de cabeza al bueno de César. Solo las hermosas calles empedradas de Borgo Propizio serán testigo de los días extraordinarios que cambiarán para siempre la rutina adormilada de sus cotillas habitantes.

"El local se encontraba en el centro de un pequeño pueblo un poco decadente y románticamente melancólico, en una de las colinas del interior. Medía cuarenta metros cuadrados, con un escaparate grande y otro más pequeño, como una ventana, en un lado. Era una superficie diáfana, sin recovecos, aunque, curiosamente, uno de los lados terminaba en punta."


Mariolina acaba de encontrar el amor por vez primera, Belinda ha terminado con él y Claudia se ha reencontrado con el suyo, el de toda una vida. Y, sin embargo, Un lugar afortunado no es una novela romántica. Un lugar afortunado es una novela divertida, una historia entrañable, hilvanada con delicadeza por las cosas más sencillas -las mejores- que ocurren desde que en Borgo Propizio la hija de un abogado algo perdido ha decidido abrir su lechería, a despecho de fantasmas y castillos en ruinas. Sus personajes, incluso los más mayores, están llenos de vida, de una vitalidad que desborda el papel; incluso Belinda, la más joven de todos con sus 28 años, reconoce que solo en Borgo Propizio ha empezado a vivir de veras. Y es que Loredana Limone apenas puede contener el entusiasmo de sus páginas cada vez que grita a los lectores lo deprisa que pasa la vida, lo importante que es vivirla a fondo, apurar los momentos perfectos que nos ofrece.

Es cierto que esta novela no sería ni la mitad de interesante si no fuera por la peculiar prosa de su autora. El estilo de Loredana Limone es, sencillamente, juguetón, tremendamente sincopado. Con una gramática impecable y un sorprendente uso -que no abuso- de las oraciones subordinadas, la autora narra con una agilidad y un encanto que difícilmente puede encontrarse en otros autores contemporáneos. Los personajes, que se caracterizan rápidamente a los ojos del lector a través de sus más sinceros pensamientos, están bien construidos y se desenvuelven llenos de vitalidad a lo largo de la trama. En esta historia no importa la belleza de sus protagonistas, ni su edad, ni su estatus social, porque todos brillan por derecho propio, por estar rebosantes de pasión.

Llena de equívocos y pequeñas coincidencias, a la manera más entrañable, alocada y divertida de las comedias de Vittorio de Sica, Un lugar afortunado es una historia para disfrutar con una sonrisa en los labios y un rinconcito preparado para tomarse un vasito de leche con vainilla en compañía de las Mariolinas y las Mariettas, las Letizias y las Ornellas, las Doras y las Claudias de ese pueblecito medieval, profundamente italiano, capaz de convertir los pequeños detalles de la vida en algo extraordinario.

Lector, una lectura profundamente agradable por su original y colorida prosa, y por la arrebatadora fuerza y alegría de todos sus personajes. Italiana de principio a fin, perfecta para quienes disfrutaron, por ejemplo, con Bienvenidos al sur o con La gran seducción.

Muchísimas gracias a Alevosía por el envío del ejemplar y enhorabuena por la edición de esta agradable y divertida novela.

También te gustará: Alice; Mr. Rosenblum sueña en inglés; L'auberge. Un hostal en los Pirineos

Esta reseña ha sido publicada originalmente en el blog Momentos de Silencio Compartido como colaboración en la iniciativa de Equipo de Redactores.

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Un lugar afortunado (para kindle)
Un lugar afortunado (en papel)

Os dejo la página del FAN CLUB de la novela y de esta encantadora autora.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Ganador del Sorteo "El caso de la pistola y el pastel de chocolate"

Pues vamos allá con el sorteo. Utilizaremos Random.org y el ganador será el tercer número generado por el sistema.

Mucha suerte a todos los participantes!!

Y el ganador es...


Quadern de mots!! Felicidades!! Escríbeme, por favor, un correo a serendipia.monica@gmail.com con tu dirección postal para que pueda enviarte el libro.

Gracias a todos por participar. Nos leemos!!

viernes, 15 de noviembre de 2013

Participantes del sorteo "El caso de la pistola y el pastel de chocolate"

A continuación podéis encontrar la lista de los participantes en el Sorteo de El caso de la pistola y el pastel de chocolate de Ashley Miller y Zack Stent. Como veis es un poquito larga, así que muchísimas gracias por participar.

Os agradecería que repasarais bien que no haya errores en la contabilización de puntos y en los nombres de los participantes. En caso de detectar omisiones o errores de cualquier otro tipo, dejad un comentario en esta entrada y lo solucionaré antes del sorteo.

Mucha suerte a todos y gracias por participar.

Lesincele (11 puntos) 1-11
Caminante (15 puntos) 12-26
Quadern de mots (9 puntos) 27-35
Loquemeahorro (7 puntos) 36-42
Mientrasleo (13 puntos) 43-55
Cartafol (20 puntos) 56-75
Nerea González (9 puntos) 76-84
Zulema (11 puntos) 85-95
Cris (10 puntos) 96-105
Igone (13 puntos) 106-118
Alicia (5 puntos) 119-123
Elenusqui (11 puntos) 124-134
Meg (15 puntos) 135-149
Steffany Avalos (11 puntos) 150-160
Laky (18 puntos) 161-178
Fesaro (18 puntos) 179-196
Lidia Casado (18 puntos) 197-214
Marisa G. (7 puntos) 215-221
Teresa (13 puntos) 222-234
Ginger (14 puntos) 235-248
Little (5 puntos) 249-253
Laurita (5 puntos) 254-258
Paula (5 puntos) 259-263
Amayi90 (9 puntos) 264-272
Margaramon (18 puntos) 273-290
Tatty (22 puntos) 291-312
Mey Estirada (9 puntos) 313-321
Nube Cleyra (20 puntos) 322-341
xtracutekitty (5 puntos) 342-346
Margari (16 puntos) 347-362
Espe (9 puntos) 363-371

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Lectura conjunta Especial Navidad: Bailén de Benito Pérez Galdós

Tod@s los que hemos participado en la última lectura conjunta de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, El 19 de marzo y el 2 de mayo, hemos terminado el libro con la misma pregunta ¿Por qué, don Benito? ¿Por qué nos deja con este final de infarto? ¿Qué pasará con Gabriel? ¿Y con Inesilla? ¿Dónde se la llevan? ¿Y qué será del bendito don Celestino? ¿Cómo nos deja usted así?

Pues para no alargar la intriga y poder disfrutar de su esperada continuación, Loquemeahorro, Isi y una servidora nos hemos saltado unos cuantos meses y os traemos una propuesta que esperamos os haga tanta ilusión como a nosotras: Lectura conjunta Especial Navidad de Bailén, el cuarto Episodio Nacional ¿Os apuntáis?

Además, como viene siendo habitual, por cortesía y talento de Mork tenemos el banner que se merece tan fastuoso evento:


Muchas gracias, Mork

Las fechas que os proponemos son las siguientes:

Viernes 13: comentario de los capítulos I al X
Viernes 20: comentario de los capítulos XI al XXI
Viernes 27: comentario de los capítulo XXII a XXXII y cierre de la lectura conjunta

Las reseñas las pondríamos en enero, después de Reyes, de manera que todos tengamos tiempo para recuperarnos de las fiestas navideñas y las resacas MPA (Mantecados, Polvorones, Alfajores).

Para apuntaros, no tenéis más que dejar el comentario en esta entrada, como siempre.

La versión kindle gratuita la tenéis aquí: Bailén

Y para todos aquellos que os apetecería apuntaros a la lectura de Bailén pero os pesa el haberos perdido los tres Episodios Nacionales anteriores, Loquemeahorro ha elaborado un estupendo resumen de lo que le ha sucedido a Gabriel hasta ahora. Podéis encontrarlo AQUÍ. Muchas gracias, Loque!!

Los resúmenes de Loquemeahorro para un seguimiento agradable y feliz de los Episodios Nacionales de don Benito Pérez Galdós



Trafalgar

Gabriel de Araceli es el narrador de esta primera serie. Al principio nos cuenta que sus primeros años los pasa creciendo feliz, más en las calles de Cádiz que en su casa, mientras su madre trabaja de pescadera para mantener a ambos. Un día la madre muere y como no tiene más pariente que un tío maltratador, huye de su casa.

Es apenas un crío de unos 12 años que, sin tener dinero ni familia, está a punto de caer en la delincuencia hasta que tiene la suerte de encontrar a Don Alonso y Doña Francisca, un matrimonio que le contrata como criado y comienza su educación.

Su jefe es un capitán de navío,  ahora retirado pero con muchas ganas de volver a la primera línea de fuego, algo a lo que le incita constantemente su amigo Medio Hombre  llamado así por ser un marino que ha perdido muchos miembros en la guerra: un brazo, una pierna...

En aquella época los españoles estaban aliados con Francia contra Inglaterra, pero siempre bajo mando francés, de manera que los barcos españoles ocupaban las peores posiciones, para caer los primeros. Además el almirante francés era un manta (y los ingleses muy buenos) y aquello estaba siendo un reguero de derrotas.

Como dice Doña Francisca:

- ¿Para qué queréis más batallas? ¿No os han ganado ya bastantes veces?

Pues se ve que no, porque comienza la batalla de Trafalgar, a la que Gabriel, ya con 14 años, acompaña a su amo y al Medio Hombre.
Ahí son testigos primero, y víctimas después, de la batalla que efectivamente resulta desastrosa para los barcos españoles.

La Corte de Carlos IV

Gabriel ya tiene unos 16 años y vive en Madrid, donde encuentra trabajo de criado de una actriz de éxito.

A través de su jefa conoce a varios personajes de la alta nobleza, porque en aquella época a los nobles les gustaba disfrazarse de majos y disfrutar de sus diversiones "populares". Así solían juntarse con actores, toreros y "jugar" con ellos un rato. 

Una de estas señoras de la Corte es Amaranta (Gabriel nos advierte que es un pseudónimo por ser una mujer muy importante y conocida)  que parece que se fija en Gabriel. Él es tan jovencito y tan inocente que piensa que se ha prendado de él y le va a hacer ministro o emperador… como poco.

El ejemplo en el que se basa es que Godoy empezó siendo un simple guardia real guapete y simpático, que a los 25 años se convirtió en el favorito de los reyes, ascendiendo a valido y recibiendo  todos los cargos y títulos habidos y por haber, incluido el rimbombante de Príncipe de la Paz.

En realidad, Amaranta para lo que quiere a Gabriel es para utilizarle para que robe cartas, espíe conversaciones, etc., y que sea un peón más en las intrigas de palacio ¿Qué hará el muchacho ante estas proposiciones?

En todo caso, el estar al servicio de tan noble dama en El Escorial, donde se encontraba la Corte en ese momento, le permite conocer de primera mano la conjura que ahí se descubre, según la cual el príncipe heredero del trono, el futuro Fernando VII, conspiraba en contra de la vida de sus propios padres para heredar el trono de Carlos IV.

A margen de esto, en Madrid tiene a su novia Inés, una muchacha muy inteligente y juiciosa a pesar de ser apenas una niña de unos 15 años sin casi educación.

Inés, una chica nacida para sufrir, es huérfana de padre y subsiste de lo que saca matándose a coser día y noche junto a su madre, hasta que ésta cae enferma y también muere.

A través de sus andanzas entre estos personajes de la Corte, Gabriel descubrirá que Amaranta guarda un  gran secreto: hace 15 años tuvo una hija ilegítima, que entregó a una familia modesta. Ya sabemos quién es ¿no?

El 19 de marzo y el 2 de mayo

Gabriel sigue en Madrid donde tiene un trabajo en una imprenta, mientras Inés ahora huérfana, vive en Aranjuez, donde su tío Don Celestino ejerce de sacerdote.

Durante una de sus visitas a Inesilla, el ambiente está muy enrarecido y en las calles, Gabriel se encuentra con un criado de un miembro de la familia real, al que conoció en su breve experiencia en El Escorial.

Éste le cuenta que se ha organizado un motín en contra de Godoy y que se planea atacar el palacio en el que vive con su familia. Los que lo han organizado son miembros de la nobleza y realeza, pero han pagado a sus criados y a todos los que se quieran apuntar, para que parezca un grupo de ciudadanos exaltados, disfrazándose incluso algunos nobles de gente del pueblo.

Durante dicho asalto, Gabriel contempla la estupidez de la masa y la sinrazón de la destrucción de todo lo que Godoy poseía, como si esos objetos tuvieran la culpa de algo. Después de prender al Príncipe de la Paz, los acontecimientos se precipitan y Fernando VII es nombrado rey por su padre, Carlos IV.


Mientras, Inés ha abandonado Aranjuez porque unos familiares, los Requejo, han pedido que viva con ellos, para darle todo tipo de lujos, ya que ellos son unos comerciantes ricos que están deseando amparar a la huérfana.

Gabriel vuelve a Madrid y deja su trabajo, consiguiendo uno como criado en casa de los Requejo, al sospechar de las beatíficas intenciones de los repentinamente generosos parientes. En casa de estos (y nunca mejor dicho, porque entre ellos se llaman este y esta) descubrirá que Inés está presa, trabaja como una esclava y que sus parientes tienen planes aún más oscuros para su futuro...
 
En su lucha y muchas artimañas para conseguir liberar a Inés de los Requejo, Gabriel cuenta con un inesperado (e involuntario) aliado: Juan de Dios, el mancebo de la tienda de los avaros hermanos, que se ha enamorado de Inés y pretende irse a vivir con ella a una isla desierta. Aunque no conozca ninguna ni consiga que nadie le explique dónde encontrarla.

Después de una noche de locura en la que Gabriel tendrá que jugar varias partidas de mentiras, engaños y triquiñuelas de todo tipo para ir con su novia de tan infausta casa, ambos jóvenes llegan agotados a la casa en la que antes vivía Gabriel y ahora ocupa Don Celestino, dispuestos a descansar por fin.

Pero es 2 de mayo de 1808, los reyes ya han cruzado las fronteras del reino, los franceses campan a sus anchas por el país, y ellos se encuentran en Madrid, a pocos metros del Cuartel de Monteleón...

Gabriel participa activamente en la revuelta contra los invasores franceses, hombro con hombro con su amigo Pacorro Chinitas y  la valiente La Primorosa, una mujer del pueblo que no duda en disparar cañones contra los franceses mientras les llama “escurríos” a gritos.

Cuando la inevitable derrota llega, Gabriel consigue no ser prendido a pesar de su implicación en los hechos, pero  Inés y su tío que han permanecido escondidos en su casa son detenidos injustamente, como tantos otros madrileños en la infame  madrugada del 3 de Mayo.

El joven los busca desesperadamente por los muchos lugares de la ciudad donde se estaba fusilando a gente. Al fin los encuentra pero, no solo no consigue liberarlos, sino que él mismo es prendido y situado delante de un pelotón de fusilamiento.

Juan de Dios salva in extremis a Inés del fusilamiento, gracias a un amigo que tiene cierta influencia con los franceses. Pero Gabriel y Don Celestino quedan ahí y la última frase que leemos, que es del mismo Gabriel, nos afirma que en ese mismo momento murió frente a los soldados.

Bailén

Gabriel ha sobrevivido al fusilamiento y se repone de sus heridas en la casa de los patronos de Juan de Dios, donde se entera de que don Celestino ha fallecido e Inés ha sido llevada en estado de shock, y sin saber que su novio ha sobrevivido, a Córdoba donde se encuentra Amaranta, su madre biológica.

Mientras se recupera de sus heridas, conoce a un tal Santorcaz huésped de la misma casa, un hombre que hubo de dejar España casi veinte años antes por un escándalo y que ha estado sirviendo en el ejército de Napoleón, del que es un gran defensor.

Juntos emprenderán viaje a Andalucía, Gabriel para buscar a Inés y Santorcaz a solucionar algún asunto relacionado con unas misteriosas cartas. Por el camino se les une un joven llamado Marijuan, criado de la condesa de Rumblar, que acude a Bailén para unirse a una partida que acompañará al atolondrado hijo de la condesa, cuando se aliste en el ejército.

Dicho ejército no es el ejército regular español, que sigue en manos de los franceses (gracias a la intervención de Carlos IV y Fernando VII, que han entregado la corona a Napoleón), sino el que se forma espontáneamente gracias a las aportaciones de todas las clases sociales, con un gran número de voluntarios, además de militares extranjeros y los militares españoles que consiguen desertar.

En Bailén, Santorcaz y nuestro protagonista, se unen también al grupo que luchará con Diego de Rumblar, recibiendo así un sueldo de la condesa, además del equipamiento necesario para alistarse en la caballería. Gracias  a que el ejército que se está formando se encuentra en Córdoba, podrá Gabriel llegar a la presencia de Amaranta, donde confiesa imprudentemente su amor por Inés, consiguiendo ser expulsado de la casa.

Sin embargo, después de mucho vigilar el palacio y de deambular por la ciudad, consigue localizar a su novia en un convento, donde se ha refugiado de los planes de matrimonio que ya le ha concertado su inesperada familia. Después de poder verse apenas unos minutos, ambos jóvenes acuerdan que ella abandonará el convento y aparentará estar de acuerdo con dicho compromiso, hasta que puedan reunirse de nuevo.

La instrucción de los improvisados soldados acaba, y se dirigen de nuevo a Bailén, para enfrentarse a las tropas napoleónicas. Con hambre, sed, mal equipados y sin ni siquiera uniformes, luchan contra el ejército más poderoso de Europa, y vencen gracias, en parte, al apoyo de los paisanos, que llevan agua al campo de batalla, curan a sus heridos y atacan a todo soldado francés que se encuentre solo o en pequeños grupos.

Gabriel pierde a su caballo en plena batalla y al encontrar otro sin jinete, se apropia de él. Cuando busca en su zurrón, desesperado, algo de comer, encuentra las cartas de Santorcaz y descubre que él es el padre natural de Inés, que intenta casarse con Amaranta aprovechando la vuelta de la muchacha a la familia, con la excusa de legitimarla, pero que la familia lo ha rechazado.


Poco después de la batalla y habiendo sobrevivido toda la partida, de vuelta al palacio de los Rumblar,  descubrirá nuestro protagonista que, aprovechando el doble rasero moral para hombres y mujeres, el tío de Amaranta, un diplomático fanfarrón que ya conocemos los lectores, ha sido el encargado de reconocer a Inés como hija suya, y de una supuesta dama extranjera fallecida. Así pueden utilizarla en un matrimonio de conveniencia con el mismísimo condesito de Rumblar, el atontado muchacho al que han seguido al frente. Un muchacho tan  ignorante y ridículo, que ha conseguido – después de ser apresado por los franceses – que le liberen, después de reírse de él y de su ignorancia.

Napoleón en Chamartín

Gabriel de Araceli está de vuelta en Madrid tras la batalla de Bailén, la situación en la ciudad no puede ser más tensa: la capital debe prepararse para recibir el ataque de las tropas francesas con el propio Napoleón al mando.

Las luchas de poder, la falta de tropas y armas y para colmo, la constante sospecha de que existen espías de los franceses, hacen que la situación no parezca muy halagüeña.

Al tiempo que nos describen los preparativos de la ciudad y el ambiente general ante esta amenaza vamos sabiendo lo que les ha ocurrido a los principales personajes.

Diego de Rumblar, lejos de su madre y su cortijo, se ha convertido en un tiempo récord en un señorito calavera y pasa las noches en antros de todo tipo, al tiempo que sigue comprometido con Inés.

Amaranta, se empieza a arrepentir de este compromiso, no solo por lo poco recomendable del novio, sino porque comprende que ha recuperado a su hija natural solo para hacerla desgraciada. Ahora tiene claro que Inés ama a Gabriel y no piensa renunciar a él, y hasta por momentos se siente tentada de dejar que se casen... si él fuera el hijo secreto de una familia noble.

Gabriel está alojado en casa de los patronos de Juan de Dios, ausente de este libro, el Gran Capitán y su mujer, y gracias a esto, conocemos el ánimo exaltado de su vecindario y el constante ir y venir de noticias, rumores y panfletos de todo tipo, entre los que se empiezan a incluir argumentos constitucionales, entre el pueblo.

Nuestro protagonista, después de infinidad de intentos fallidos para volver a ver a su novia, comienza a ser consciente de que ahora ella es inaccesible, y llega a pensar en que rendirse sería lo mejor para ambos.

Con esa idea se entrevista con Amaranta y le promete no volver a ver a Inesilla. A cambio le prometen todo tipo de recompensas, pero él solo quiere que le faciliten la salida de Madrid (casi imposible en medio de una situación tan crítica para la capital) para apartarse de la vida de su novia, por su bien.

El único consuelo es saber que ante su notoria mala fama, se ha roto el compromiso entre Inés y el de Rumblar.

Mientras, Napoleón llega a la ciudad y los peores temores se confirman: la defensa de la ciudad se viene abajo en apenas una horas, ante la falta de medios, la pésima organización y algunos actos de traición.

En medio de este ambiente de derrota, un hombre se inmola ante los franceses, el Gran Capitán, un personaje que comienza siendo cómico y termina siendo un todo un héroe que no duda dar su vida por la defensa de Madrid, cuando ya todo está perdido.

Al margen de este heroísmo, conocemos como algunos son linchados (con razón o sin ella) acusados de traición poco antes de la entrada de los franceses y otros como Santorcaz, son encumbrados por los invasores, apenas llegan a la ciudad.

La familia de Amaranta sigue ocupando un puesto destacado con magníficas relaciones con el propio emperador, y pueden facilitar la salida de Gabriel de Madrid. Sin embargo, éste descubre en el último momento que Santorcaz ha convencido a Diego de Rumblar para que rapte a Inés y cuando acude a su casa intentando alertar a su familia de este hecho, se encuentra cara a cara con su novia.

En cuánto la ve, comprende que es incapaz de renunciar a ella, por muy grande que sea la distancia social que les separa y por muy imposible que parezca su unión.

Perdido pues el favor de Amaranta, Gabriel es hecho preso y abandona desterrado Madrid, con la promesa de volver a encontrarse, sea como sea, con Inés.



lunes, 11 de noviembre de 2013

El guardián invisible de Dolores Redondo

Cerca del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cadáver de una adolescente con una extraña puesta en escena: la ropa rasgada, las manos colocadas hacia arriba, restos animales sobre el cadáver, los zapatos a la orilla del bosque... La investigación recae en la inspectora de homicidios Amaia Salazar, experta e intuitiva criminóloga familiarizada con los métodos del FBI en la elaboración de perfiles asesinos y métodos de investigación avanzados. Amaia y su marido James deciden pasar unos días en la casa de la tía Engrasi, en Elizondo, donde se crió la inspectora, puesto que las investigaciones tienen allí su centro neurálgico. Pero volver a Elizondo no es sencillo, en la sombra de sus calles y sus casas todavía moran fantasmas terroríficos que devoran a las niñas inocentes y pueblan de pesadillas los sueños de Amaia. Como si la realidad del crimen del basajaun no fuese bastante terrorífica, la inspectora deberá enfrentarse al horror de su pasado, a la maldad de su hermana mayor, a la creencia e intervención de seres de leyenda, o a la inesperada insubordinación de un compañero.


Cuando una novela llega a las librerías a bombo y platillo, con los ropajes brillantes de las críticas más elogiosas y el don de la ubicuidad en la ciudad entera, a algunos lectores nos sobreviene:

a) cierto hastío por encontrar la novela hasta en la sopa
b) curiosidad por tan buenas críticas y el temor de que se hayan "inflado" artificialmente
c) desencanto al crear unas expectativas que luego la lectura no cumple
d) todas las opciones anteriores

Quizás por eso he tardado en leer El guardián invisible de Dolores Redondo, pese a que su promesa de buena novela negra con pinceladas sobrenaturales, elementos míticos y paisaje tan seductoramente protagonista me prometía mucho. Y, sí, El guardián invisible es una novela estupenda, lector, asómate sin miedo (bueno, con el único miedo que pueda provocarte intencionadamente la historia) y disfrútala sin prejuicios pese a los kilos de reseñas positivas y entusiastas que la persiguen (tan merecidamente).

Y precisamente por el centenar de reseñas que muy probablemente hayáis leído sobre esta novela, poco me atrevo a escribir otra más ¿Qué puedo aportar que no se haya dicho ya? El escenario hermosamente gótico de los bosques y la naturaleza salvaje del Baztán (con sus criaturas mitológicas incluidas), la personalidad e inteligencia de su inspectora protagonista, la acertada narración alterna entre el desarrollo de la investigación y la infancia de Amaia Salazar, el buen ritmo sostenido de la trama, la fuerza de sus diálogos, el impacto de las hermosas (a veces morbosas) imágenes que trasmite la narración de Dolores Redondo, o el sólido planteamiento y resolución de los crímenes, son algunos de los principales factores por los que esta novela sobresale en su género y se disfruta especialmente. Destaca también la destreza de la autora para huir de las descripciones largas y farragosas y, sin embargo, con trazos tenebrosamente coloridos, conseguir una ambientación precisa y rica, una atmosfera inquietante, a veces misteriosa, otras asfixiante y preñada de horror (la escena del obrador con la madre, la puerta abierta de las cartas del tarot, el hallazgo de los cadáveres, el episodio de la enfermera atacada), casi onírica, de pesadilla. Dolores Redondo no solo remata con brillantez El guardián invisible sino que además introduce con sutileza y mucho acierto el pie de su continuación. Y es que un escenario tan mitológico y tenebrosamente bello como el Baztán bien se merece, como mínimo, una trilogía, ¿verdad?

Lector, si eres de los pocos que todavía no ha leído El guardián invisible, realmente es tan buena como prometen sus reseñas.


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
El guardián invisible (para kindle)
El guardián invisible (en papel)

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Vida y opiniones del perro Maf y de su amiga Marilyn Monroe de Andrew O'Hagan

Mafia Honey es un bichón maltés de origen escocés que ha pasado sus breves meses de vida en el hogar inglés de Vanessa Bell, hermana de Virginia Woolf. Cuando la señora Gurdin, una rusa medio loca madre de Natalie Wood, se lo lleva a Los Ángeles para regalo, el pequeño cachorro blanco se va con todo su pedigrí intelectual, su amor incondicional por Trostki y su querencia a los escritores. Su estancia en casa de los Gurdin es breve, puesto que un Frank Sinatra en plena efervescencia de activismo político pasa a recogerlo rumbo a Nueva York para regalárselo a su amiga Marilyn Monroe. Corre el año 1961, Marilyn está a punto de divorciarse de Arthur Miller, odia a su psicoanalista y empieza a hundirse en las arenas movedizas de la tristeza y el champán mezclado con antidepresivos. Será la actriz quien bautice al pequeño maltes con el nombre de Mafia Honey, una pequeña broma hace el siempre susceptible Sinatra, y lo convierte en su compañero inseparable. Fiestas en la playa con actores y políticos, reuniones sociales del mundo editorial, encuentros con personajes controvertidos y escandalosos, obras teatrales, ensayos... Maf recorre el mundo de la actriz durante sus dos últimos años de vida con una mirada siempre alerta y crítica sobre todo lo que le rodea en la Norteamérica de Kennedy, la guerra fría, los últimos coletazos de la caza de brujas y los primeros pasos de Luther King. La mesa del Copacabana de Sinatra, los Monroe Six, el Actors Studio, Carson McCullers quejándose de Capote, los rodajes de Cukor...


Andrew O'Hagan concede la voz narrativa de Vida y opiniones del perro Maf y de su amiga Marilyn Monroe a Maf, el perro protagonista. Y es una voz no humana sino mucho más que humana. Maf es un narrador muy cultivado en muchísimos campos (filosofía, metafísica, literatura, historia...) y esa experiencia del saber, junto con su perfilada personalidad, es la que le da su particular visión de la sociedad americana de 1961. Y esa es la clave de la historia, que alguien con el suntuoso bagaje de toda la sabiduría de la vieja Europa mire y procese a la élite cultural y artística de la brillante Norteamérica de principios de los años 60. Y aunque O'Hagan intenta incluir también en esa mirada crítica a la sociedad y a la política de la época, lo cierto es que no acaba de cuajar del todo.

Sin embargo, que el lector no espere un análisis profundo de la figura de Marilyn Monroe o del star system de la época, porque aunque Maf se mueve en la compañía de la misteriosa actriz y esos ambientes glamurosos, o incluso se interne entre las bambalinas de Broadway o de la Metro en alguna ocasión, la novela de O'Hagan presta atención a muchas otras cuestiones, más relacionadas con las reflexiones sobre la soledad, el alma de los animales o la política norteamericana de la época (entre otras cuestiones) que no a los datos biográficos de Monroe. Aunque es cierto que las pinceladas sobre la intimidad de la actriz dotan a la historia de un color único y tristemente hermoso: sus frecuentes lágrimas, sus copas de champán, su eterna búsqueda vital, su ejemplar de Los hermanos Karamázov en el bolso, los Monroe Six o los (excesivamente cándidos e idealizados por O'Hagan) momentos con el presidente Kennedy.

Se trata de una historia divertida y amena, una mirada muy curiosa y sorprendente a algunos de los personajes más carismáticos del momento: Kennedy, Cukor, Winters, Strasberg, Sinatra, McCullers, Cantinflas,... Siempre desde el punto de vista de Maf, un perro incapaz de despojarse de sus orígenes británicos(*),  su amor por la buena literatura y el convencimiento de que México es el paraíso de los perros.

(*) Atención al tono algo condescendiente del autor cuando habla de la élite intelectual y artística norteamericana como los retoños emigrados y americanizados de la vieja e inmortal Europa: "Mientras seguían discutiendo (...) El sonido era el de la vieja Europa reducida, como una salsa, a su moderna savia, los hijos e hijas de inmigrantes reivindicando para ellos la novedad de América. Carson era Lula Carson Smith; Marilyn era Norma Jeane Baker; Trilling era Lionel Mordecai, de la misma manera que nuestro viejo amigo Lee Strasberg era Israel Strassberg. Eran como niños en el jardincito de América."

Lector, según palabras de Colm Tóibín, este es un libro pendiente del placer del lector. Y aunque estoy de acuerdo con Tóibín de que se trata de una novela para disfrutar, no estoy nada de acuerdo con John Banville que dice de esta historia que "como Lolita, como el Gran Gatsby, esta novela es un canto a la pérdida de la inocencia" ¿Cómo? ¿Dónde?


Este libro llegó a mis manos gracias a un sorteo organizado por Meg de Cazando Estrellas y lo he disfrutado muchísimo ¡Gracias de nuevo, compañera!

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Vida y opiniones del perro Maf y de su amiga Marilyn Monroe (para Kindle)
Vida y opiniones del perro Maf y de su amiga Marilyn Monroe (en papel)

lunes, 4 de noviembre de 2013

Con lo puesto de Alan Bennett

Una noche, al volver de una poco satisfactoria representación de Così fan tutte en el Covent Garden, el matrimonio Ransome descubre que su casa ha sido desvalijada. Los ladrones se lo han llevado absolutamente todo: cortinas (barras y anillas incluidas), moquetas, muebles y su contenido, cocina (también el asado que estaba en el horno)... Todo, hasta el papel higiénico de raro color azul miosota de la señora Ransome. Atónitos ante semejante robo, este anodino matrimonio de mediana edad y clase social, reacciona de manera dispar: la señora Ransome empieza a encontrarle el lado positivo a no tener nada en casa y poder salir libremente a comprar muebles improvisados y cómodos; el señor Ransome, abogado, pone en marcha la maquinaria de compensación del seguro de hogar pero también sueña con una nueva cadena de música en la que deleitarse con un buen Mozart ¿Es posible empezar de nuevo en un hogar completamente vacío? ¿Serán capaces los Ransome de aprovechar la oportunidad de una vida sin lastres?

"-Doy por descontado que querrán asesoramiento -dijo el agente.
-¿Cómo dice?
-Que venga alguien a cogerles de la mano -dijo el sargento mirando por la ventana -. El agente Patridge cree que eso es importante.
-Todos somos humanos- dijo el agente.
-Soy abogado -dijo el Sr. Ransome.
-Bueno -dijo el sargento-, quizás su señora podría intentarlo. Nos gusta contentar a Patridge."


Con un punto de partida original y de carcajada, Alan Bennett reflexiona sobre las luces y las sombras de un matrimonio tan corriente como la taza de té de las cinco de la tarde. Un robo de proporciones absurdas y la reacción inesperada de las víctimas constituye la breve historia de Con lo puesto, una novela corta que cuenta con el ingenio de su autor para deleitar con sus divertidos diálogos, sus cómicas situaciones y sus inesperados desenlaces. La primera mitad del libro brilla precisamente por esos dones, especialmente durante la visita de inspección de los policías, el robo en si (con misterio incluido), la primera vez que la señora Ransome entra en la tienda pakistaní del barrio o cuando recibe la visita de la psicóloga de la policía para tratar el trauma de la víctima desvalijada. Sin embargo, inexplicablemente, la historia va perdiendo energías e ingenio a medida que va avanzando y lo que tan prometedoramente comenzaba, acaba con un poquito de decepción para el lector bien acostumbrado a un crescendo.

De todas formas, Con lo puesto es una novela divertida que reflexiona desde la sátira sobre el conformismo y el anquilosamiento de las relaciones, pero también un estupendo experimento sobre una pareja llevaba al límite de lo absurdo en su vida cotidiana: ¿Los Ransome son así por todo lo que les rodea o son precisamente sus posesiones y su rutina cotidiana las que los han convertido en lo que son? La prosa incisiva de Alan Bennett, sus frases cortas y brillantes, sus planteamientos ingeniosos y el azaroso destino que reserva a sus personajes son los mejores ingredientes de esta divertida y original comedia.

Lector, un libro inteligente y divertido que se lee en un suspiro y con una sonrisa. Un planteamiento original, una explicación inesperada y un final impredecible.


Si quieres conseguir un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Con lo puesto