lunes, 29 de junio de 2015

La Sociedad Literaria Ojos de Liebre, de Pasi Ilmari Jääskeläinen

Ella Milana, profesora de literatura finlandesa, está pasando unos meses en su pueblo natal, en casa de sus padres, mientras realiza una suplencia en el instituto local. Mientras corrige unas redacciones de sus alumnos se queda petrificada al encontrar un trabajo sobre Crimen y castigo que no se ciñe exactamente a la narración original; pero cuando le pide explicaciones al alumno en cuestión este le pasa su ejemplar de la novela de Dostoievski: en sus páginas, Sonja le pega un par de tiros a Raskolnikov porque cree que el mundo será mejor sin él. Cuando Ella se lo muestra a la bibliotecaria de Ojos de Liebre, esta le confiesa que una especie de fiebre librina está contagiando a los libros y cambiándolos por dentro. Sin embargo, la joven profesora no tiene demasiado tiempo para sorprenderse de tamaño despropósito porque al día siguiente se le comunica que Laura Nieves, la celebérrima escritora, la ha elegido para ser el décimo miembro de la misteriosa y selecta Sociedad Literaria Ojos de Liebre. Dicha sociedad, creada por Nieves, está compuesta por nueve escritores más a los que la celebridad tuteló desde la infancia, alentada por las buenas dotes literarias de los niños. Para complicar todavía más la vida de Ella Milana, su padre muere a consecuencia de la paliza de unos trasgos de jardín, Laura Nieves desaparece misteriosamente y los miembros de la Sociedad Literaria Ojos de Liebre están empeñados en desafiarla con un Juego misterioso.

"Leía más de lo que era saludable; cientos de libros al año. Algunos los leía dos o incluso más veces antes de devolverlos. Muchos de ellos los volvía a tomar prestados después de un breve descanso para digerir lo leído. Por aquel entonces ya opinaba que uno realmente disfrutaba de un texto cuando lo leía por segunda o tercera vez."


En la contraportada de esta novela se puede leer "Asombrosa. Una novela donde Twin Peaks se une a los hermanos Grimm." Creo que sería más acertado cambiar esa frase por esta otra "La novela que habría escrito J.J. Abrams". Y con eso, lectores míos, quedáis advertidos.

La Sociedad Literaria Ojos de Liebre es una novela plagada de misterios con una protagonista, Ella Milana, a la que le encanta resolver rompecabezas. Con esta premisa resulta del todo natural que Ella, ya desde los primeros capítulos, se convierta en una tenaz investigadora. Bien, ¿y dónde está el problema? Pues que los misterios son tantos, tan variados y tan sorprendentes, y se van acumulando a tal ritmo, que la protagonista no tiene más remedio que pasar por alto la mayoría de ellos si no quiere volverse loca (que muy cuerda ya no está). 

Principales misterios en esta novela
Un padre muerto en extrañas circunstancias
Una Sociedad Literaria con muchos secretos
Una escritora desaparecida
La peste librina
Nueve escritores rarísimos
Un niño que murió
El Juego y sus reglas
Un fantasma que atrae a los perros

Sin embargo, y pese a la acumulación de cosas raritas e inquietantes, la novela funciona y funciona bien. Es cierto que podría haber funcionado como un libro de misterio más pero el autor, presa de una desbordante imaginación y su personalísimo estilo, le añade el toque surrealista de la desaparición de Laura Nieves (no voy a contar cómo para no estropearle la sorpresa al lector), los sueños de la protagonista (algunos de ellos un bonito homenaje a A través del espejo y lo que Alicia encontró allí de Lewis Carroll), el Juego y la peste librina. El ingrediente metaliterario, como ya promete su título y su sinopsis, está muy presente durante toda la trama pero siempre en la figura de los escritores, sus procesos de creación y los libros (ficticios) que les rodean. En este sentido, que el lector no espere reflexiones literarias o guiños a autores reales y sus obras.

"Cuando miraba a lo lejos, veía que el mundo estaba lleno de personas que querían morir porque no soportaban el peso de sus pensamientos. Al principio pensar podía ser divertido y también adictivo; incluso en los colegios y en algunos deportes animaban a la gente a pensar. Pero al fin y al cabo acababa por hacerte sentir miserable."

La Sociedad Literaria Ojos de Liebre es una novela original y curiosa, divertida, que reflexiona con cierta agudeza sobre temas como la felicidad, los complejos, el proceso de creación narrativa de los escritores (atención a algunos personajes novelistas en el supermercado a la caza de diálogos y situaciones para sus novelas) y la definición de locura. Es cierto que las relaciones entre los personajes son tan frías como un cubito de hielo en el Polo Norte (incluso entre los personajes que se aman), quizás porque el carácter finlandés es lo que tiene, y que la protagonista no se plantea hasta la página 263 la pregunta que todo lector lleva haciéndose desde doscientas páginas atrás; pero pese a todo, se trata de una historia diferente y rocambolesca que resulta entretenida y divertida de leer, precisamente por lo inesperado de su historia.

Lector, acuérdate de lo que te he dicho al principio de J.J. Abrams. Y no, casi ninguno de los misterios que he puesto en la lista se resuelven.

Nota: Mis agradecimientos más cariñosos a los traductores del finés de esta edición de Duomo Ediciones, Tomás González Ahola y Tuula Ahola Rissanen, por la adaptación al castellano de todos los nombres y apellidos de los personajes de la novela, de los topónimos del pueblo y de la misma Sociedad Literaria. Confieso que al principio me descolocó tanta traducción de topónimos y apellidos, pero se me pasó en seguida, curiosamente justo cuando intenté pronunciar en voz alta el apellido del autor.


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La Sociedad Literaria Ojos de Liebre

viernes, 26 de junio de 2015

Ganadoras del sorteo fresquito

Y las ganadoras son...

Isla
La isla de las mil palabras

Margari
Margari

Muchas felicidades a ambas ganadoras, espero que disfrutéis muchísimo de estas lecturas ligeras y veraniegas. Enviadme por favor un correo a serendipia.monica@gmail.com con vuestros datos postales y el título que preferís (en este caso, si coincidís en elegir el mismo título tendrá preferencia La Isla de las Mil Palabras porque su número salió primero).

Gracias a todos por participar.

jueves, 25 de junio de 2015

Lista de participantes en el Sorteo Fresquito

Ayer terminó el plazo para participar en el Sorteo Fresquito de Serendipia, así que os dejo la lista de los futuros afortunados y los puntos y números asignados. Avisadme, por favor, en caso de que detectéis algún error. Mañana viernes procederé a sortear con random.org y recordad que será el primer número ganador el que podrá elegir título. 

¡Mucha suerte!

Begoña Aos Llorens (1-3)
Mayte Esteban (4-6)
Mar Lago (7-9)
Alicia (10-12)
Isa (13-15)
Loquemeahorro (16-18)
Kelika (19-21)
Kakoytroy (22-24)
Jane Jubilada (25-27)
Jéssica Rodrigo (28-30)
Clarita 2102 (31-33)
M. Mercè (34-36)
Juliet Jones (37-39)
Ana Bolox (40-42)
Cristina Roes (43-45)
Cazoleando (46-48)
Margari (49-51)
Elenusqui (52-54)
Caminante (55-57)
Narayani (58-60)
Saramaga (61-63)
Porlomenix (64-66)
Mª Ángeles (67-69)
Marina Collazo (70)
Ángeles Arca (71-73)
Tamara López (74-76)
Julia (77-79)
Mara JSS (80-82)
La isla de las mil palabras (83-85)
Marisa C. (86-88)
Zulema (89-91)
Jesús (92-94)
Isaura (95-97)
Norah Bennett (98-100)
Laky (101-103)
Tatty (104-106)
Tizire (107-109)
Marina Cordoba (110-112)
C.F. Durà (113)
Rosa Cortina (114)
Ángela León (115-117)
Marisa G. (118-120)
Marga Ramon (121-123)

martes, 23 de junio de 2015

Cuentos para gente impaciente, de Javier de Ríos Briz

Recuerdos de infancia en el pueblo, esos exploradores inocentes en busca de la aventura que encuentran una momia inesperada, como la de las películas viejas que se pasan en la plaza durante las noches de verano. Niños misteriosos que desaparecen con un bocata de jamón o niños que relativizan incluso la verdad de las matemáticas y contagian a su abuelo el escepticismo de quien sabe ver más allá de los números. La historia de una mujer maltratada que teme que todo se repita a través de su hija; el tiempo detenido de un boxeador y un inspector de policía estupefacto; el erotismo de los perdedores o los secretos familiares... Cuentos para gente impaciente es una antología de 14 relatos escritos por Javier de Ríos que contienen todas estas historias, y muchas más, para disfrute del lector (sí, incluso del lector apresurado).

"No todo el mundo duerme esta noche en un pequeño pueblo de la llanura castellana. Un pequeño pueblo de cuyo nombre da igual que te acuerdes o no, porque es imposible completar el juego de las siete diferencias con el pueblo de al lado, clónicos uno del otro, como gotas sucias de agua, con las mismas miserias, las mismas calles sin asfaltar, los mismos orgullos, la misma fuente del pueblo aunque menos concurrida que antes, porque acaban de poner agua corriente, las mismas tradiciones."


Javier de Ríos, community manager editorial, escritor y bloguero (es administrador de La viga en mi ojo y Guía de concursos), no podría haber titulado mejor su libro de relatos; Cuentos para gente impaciente es justamente una serie de historias cortas que van directamente al grano, sin rodeo, al meollo de la cuestión. Sorprendente, divertido y contundente, Javier de Ríos encanta al lector con estas brillantes historias pobladas de personajes peculiares y situaciones de todos los colores.

Relatos narrados con una estupenda voz infantil que rememora sus tiempos de libertad en un entorno rural y entrañable (La momia, El arte de contar); relatos con cierto humor negro y desenlace inesperado (El buen hijo, La matanza, Mi capitán); historias cortísimas llenas de ingenio y con su puntito excéntrico y encantadoramente inverosímil (El genio, El desaparecido); cuentos que podrían convertirse en novelas enteras por su excelente planteamiento y sus personajes llenos de sombras y de luces (La perfección de los surcos, Monólogo para un sonotone, La vida sigue, papá). La prosa de Javier de Ríos se caracteriza por su espontaneidad y su frescura, por su buen uso de un lenguaje directo y bien estructurado que demuestra, como muchos otros escritores contemporáneos, que las buenas historias no tienen por qué estar amparadas en una gramática de tremenda complicación. El fondo de sus relatos -heterogéneos e ingeniosos- presume de un oportuno sentido de la sorpresa y de un humor personal y contenido que agasaja y desarma al lector desprevenido.

"Siguió al hombre con la mirada. Bajito, calvo, le recordaba vagamente a Woody Allen. Llevaba dos pantalones colgando del brazo, y dio un rodeo exagerado a las figuras de plástico, como si temiera que le pegaran."

Recomiendo por igual todos los relatos de Cuentos para gente impaciente por su originalidad y su capacidad para interesar al lector, pero no puedo resistirme a señalar alguno de mis preferidos como La vida sigue, papá donde el autor trama con mucho acierto la urdimbre triste de una memoria que se desdice en lo cotidiano (los pequeños gestos de la rutina son los detalles del universo); o Monólogo para un sonotone donde una historia enorme (de hecho la historia de un país entero) se cuenta como si fuese tan pequeña como una disculpa en un banco, en un atardecer cualquiera, sin importancia. 

Lector, relatos para dejarse sorprender y disfrutar de voces nuevas.

El blog del autor: La viga en mi ojo


Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Cuentos para gente impaciente

viernes, 19 de junio de 2015

Verano Galdós

No, no nos hemos olvidado de nuestras lecturas compartidas de Los Episodios Nacionales de don Benito Pérez Galdós. Pero sí que es cierto que han ido pasando los meses y, por diversos motivos (todos estupendos), Isi, Loquemeahorro y una servidora hemos ido posponiendo la propuesta de su lectura. Que no cunda el pánico ni el desánimo, aquí está Verano Galdós.

gf005gk1-887

La propuesta de Verano Galdós es leer los dos Episodios Nacionales que nos tocan (Gerona y Cádiz) y reseñarlos en nuestros respectivos blogs durante los tres meses de la estación veraniega. Por lo tanto, las fechas de lectura y de reseñas irían desde el 21 de junio al 22 de septiembre, ambas incluidas.

Los participantes pueden leer y reseñar a su propio ritmo dentro de las fechas propuestas. Podemos comentar en Twitter, si os apetece, con los hashtags #Gerona y #Cádiz a medida que vayamos avanzando en nuestras lecturas.

También os podéis llevar la foto de esta entrada a vuestros blogs como banner si os apetece.

¿Os animáis? Estáis todos invitados a pasar un verano con don Benito.

miércoles, 17 de junio de 2015

Sorteo fresquito

Ahora que las vacaciones de verano están tan cerca parece que apetecen lecturas ligeras y fresquitas, de esas que vienen bien para desengrasar y para pasar un rato agradable. Y como tengo un par de libros que se ajustan bien a esos requisitos ¿os apetece un sorteo de verano?

Se sortean dos libros para dos ganadores. El primer afortunado elige título y las novelas son estas:

Los bosques de Whitethorn, de Maeve Binchy. Os dejo AQUÍ la reseña que le hizo Tizire en El lado frío de mi almohada.


Las cenas de los martes, de Monika Peetz. AQUÍ mi reseña. De este título ya tenemos una segunda parte, Las amigas de los martes en el balneario.



El sorteo es muy sencillito y rápido:

Para participar, el único requisito es ser seguidor de Serendipia, por eso debéis anotarme el perfil de blogger para que pueda verificarlo.

Solo hace falta dejar un comentario en esta entrada (con el perfil) diciendo que participáis.

+3 puntos para los seguidores antiguos (hasta Noemí, ella incluida)
+1 punto para los seguidores nuevos 

Y nada más. No hay puntos extras, es un sorteo fresquito de verano, así entre nosotros, en petit comité.

Podéis participar desde ahora mismo ya hasta el 24 de junio. 

¡Suerte!

jueves, 11 de junio de 2015

Trabajos de amor ensangrentados, de Edmund Crispin

El director Horace Stanford y la señorita Parry, responsables de la escuela y del instituto para señoritas de Castrevenford, respectivamente, están ultimando los preparativos para la obra de teatro que forma parte de los actos de celebración de la entrega de premios de fin de curso de ambas instituciones. Su mayor preocupación es el extraño comportamiento de una de las alumnas que actúa en la obra, pero el director cree haberlo solucionado rápidamente en cuanto deduce que se debe a sus encuentros clandestinos con uno de sus muchachos. Sin embargo, todo resulta ser mucho más siniestro y alarmante de lo que parecía en un principio: alguien ha robado ácido del laboratorio del pabellón de ciencias, la chica ha desaparecido y dos de los profesores de Castrevenford han sido asesinados en extrañas circunstancias de un disparo en la cabeza. Por suerte para el director Stanford, el profesor de Oxford y afamado detective Gervase Fen acaba de llegar a la escuela invitado por él mismo para la entrega de premios de fin de curso. Como el policía local se declara novato en las lides de investigar un asesinato, la generosa oferta de Fen de hacerse cargo del caso le viene caída del cielo.

"-Los dos paquetes tenían la misma caligrafía, muy retorcida y desvaída, y con algunas extrañas faltas de ortografía. Uno de los dos fajos, como le dije, eran cartas privadas. El otro parecía como de poesías, aunque confieso que no pude sacar nada en claro de ello, más allá del título.
Fen se inclinó hacia delante.
-¿Y qué era?
-Oh, Trabajos de amor logrados -dijo el señor Taverner."


Han pasado diez años desde que el profesor Gervase Fen solucionara (delirantemente) los misteriosos casos de La juguetería errante. Fen vuelve a sembrar el pánico entre conductores y transeúntes a bordo de su querido Lily Christine y acude al rescate de las tribulaciones de un buen amigo, el director de la escuela Castrevenford, que se encuentra con dos profesores asesinados, la desaparición de una adolescente y la sospecha de un manuscrito perdido y hallado de (nada más y nada menos) William Shakespeare. Y todo en medio de un montón de alumnos en plena celebración de fin de curso, sus insoportables padres, un profesorado peculiar, un perro que bien podría haber sido (en sus buenos tiempos) el sabueso de los Baskerville y un algunas jovencitas insuperables.

Trabajos de amor ensangrentados es una estupenda novela de detectives al más puro estilo de Edmund Crispin: humor, personajes excéntricos, escenas delirantes, persecuciones surrealistas y deducciones holmesianas de uno de los investigadores más carismáticos de la novela del siglo XX, Gervase Fen. Originalmente publicada dos años después de La juguetería errante (1946), el autor se reafirma en su prosa rica y elegante, algo burlona, sarcástica, y consigue una novela y una historia mucho más fluida y madura que en la mencionada juguetería. Un caso interesante, con el atractivo de una posible obra perdida de Shakespeare (Trabajos de amor logrados), que pone a prueba la capacidad deductiva de su personaje protagonista y atrapa al lector tanto por sus enigmáticas escenas del crimen como por su divertida y extraña galería de personajes. 

Lector, súbete a Lily Christine y acompaña a Fen en esta nueva y misteriosa investigación en plena campiña inglesa. 

También te gustará: La juguetería errante

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Trabajos de amor ensangrentados

lunes, 8 de junio de 2015

Mapp y Lucía, de E.F. Benson

Se acerca el verano y la inconsolable Emmeline Lucas, Lucía para los amigos, cree que ya ha llegado la hora de finalizar su largo período de luto por la muerte de su marido, el querido Pepino, y empezar a mostrar cierto interés por la vida. No tiene nada que ver que el desfile conmemorativo de la Reina Isabel en Riselhome esté siendo organizado por su vecina Daisy, por supuesto, ni que todo vaya a resultar un tremendo desastre como todo lo que ocurre al margen  de las dotes artísticas de Lucía. Seguida de su inseparable amigo Georgie, Lucía decide alquilar una casa en el pintoresco pueblecito de Tilling para pasar el verano y cambiar de aires. La adorable casa será Mallards, el hogar de la señorita Elizabeth Mapp, que regenta con aires dictatoriales la vida cultural de Tilling (y a sus habitantes a poco que estos se descuiden). El choque entre las dos reinas de las intrigas y miserias sociales será inevitable, y Lucía y Mapp no tardaran en enzarzarse en complicadas maniobras de inteligencia militar para resultar victoriosas absolutistas en el liderazgo de la pequeña comunidad. Pero solo una de ellas puede ser la verdadera reina y Tilling asistirá asombrado el verano más interesante de su historia.

"—Así pues, tendremos que rechazar la invitación de nuestra querida Lucía —concluyó Elizabeth con aire de hondo pesar—. Estuvo encantadora, ¿no crees?, la otra noche. Y cuántos movimientos de Mozart todos seguidos. Empezaba a pensar que Mozart debió de descubrir en algún momento el secreto del movimiento perpetuo, y que tendríamos que quedarnos allí clavados en la silla hasta el día del Juicio Final."


Edward Frederic Benson (1867-1940) publicó por vez primera Mapp y Lucía en 1931. Fue a lo largo de la década de los años veinte y treinta del siglo pasado cuando escribió y publicó toda la serie de novelas dedicada a los pintorescos personajes de Lucía Lucas y Elizabeth Mapp, unas ediciones curiosas en un momento en el que la literatura británica había dejado muy atrás los halos victorianos a raíz de la profunda fractura de la Gran Guerra y los felices años veinte posteriores. Señala José C. Vales (traductor de las novelas de Benson en Impedimenta) en la introducción de Mapp y Lucía que resulta sorprendente que E.F. Benson recibiese una buena acogida por parte del público y de la crítica con unas novelas en las que apenas ocurre nada y "donde no parece haber más que cotilleos, rencores, sarcasmos y malicias", tan alejadas de la literatura de entreguerras del momento (las mejores obras de Virginia Woolf, D.H. Lawrence o James Joyce). De ahí que el señor Vales tilde cariñosamente a E.F. Benson de sufrir "cierta nostalgia eduardiana" con su serie sobre Lucía y compañía.

Mapp y Lucía es una novela de humor, como las anteriores de esta misma serie, con el atractivo añadido de que Benson une en las mismas páginas, como un inminente choque de trenes, a sus dos protagonistas más brillantes. Ambas malvadas conspiradoras, hipócritas, mentirosillas y sin otra ocupación que mangonear a los demás, se enfrentan en estas páginas para diversión del lector. Probablemente esta sea la novela de E. F. Benson más divertida que ha publicado Impedimenta hasta la fecha, no solo por las situaciones, los diálogos y el grado de "retorcidos" planes sociales de sus dos protagonistas, sino también por la soltura, la falta de contención y complejos (en lo que a escritura se refiere), y el mejor ritmo en la prosa del autor. En comparación con la primera novela de la serie, Reina Lucía (1920), Mapp y Lucía goza de una sucesión de anécdotas mucho más dinámica, una mejor continuidad entre capítulos, una trama más divertida y, sobre todo, expresiones, guiños y una narración muchísimo más fluida, como si Benson se fuese sintiendo cada vez más seguro de sí mismo como escritor, menos críptico y contenido, más relajado a la hora de reírse de sus personajes y de compartir con el lector.

Lector, esta es una de las mejores y más divertidas novelas de la serie de Lucía & Mapp, y aunque no vaya acompañada por una invitación de "po-di-mu", no deberías perdértela. 

También te gustará: Reina Lucía; La señorita Mapp 

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Mapp y Lucía (para kindle) Mapp y Lucía (en papel)

jueves, 4 de junio de 2015

La casa de una escritora en Gales, de Jan Morris

Jan Morris, periodista, historiadora, poeta y escritora, abre su casa en Gales para el lector curioso que quiera visitarla. Jan ha viajado por todo el mundo y vivido en más de dos docenas de ciudades repartidas por todo el mundo, incluidas El Cairo y Hong Kong justo antes de dejar ser colonia británica, pero solo en Gales, su país de nacimiento y de corazón, tiene su verdadero hogar. Durante generaciones, los Morris han sido propietarios del hermoso y señorial Plas Morys, pero ahora que los hijos y los nietos han crecido, Jan ha preferido vender la casa grande y acondicionar los hermosos establos como su vivienda, la de su compañera Elizabeth y la de su gato Ibsen: Trefan Morys. La nueva casa, constuida y restaurada a placer de sus habitantes, es un fiel reflejo de la escritora pero también de Gales, de su cultura, su lengua, sus gentes; un refugio para Jan y también un lugar donde ejercer gustosamente la cálida hospitalidad galesa con amigos y viajeros ocasionales (como nosotros, lectores curiosos).

"El dinero no compraría los dones de la edad, virtud y experiencia que la impregnan, el encanto de los bosques de Trefan, la cruel belleza del Cwm Pennant. Ningún magnate podría tampoco trasladar las piedras de la casa una por una a ningún otro lugar de la tierra (...) porque mi casa encaja hasta tal punto en el medio donde está enclavada, tiene sus profundas raíces tan clavadas no solo en la tierra en donde se levanta sino hasta en el concepto mismo de Gales, que de encontrarse en otro sitio, cualquiera que fuese, perdería su carisma."

P1030734

Jan Morris no puede hablarnos de su casa sin antes explicarnos algunas cosas sobre el complicado carácter galés y las hermosas tierras galesas (geografía, flora y fauna) en las que está escondido este hogar de duendes y hadas. Y aunque en los primeros capítulos la casa no parece más que una excusa, un punto de partida para repasar con sencillez y mucho sentido del humor la Historia del país de Gales y su peculiar naturaleza, la cultura, la lengua y la idiosincrasia de sus gentes, lo cierto es que el lector cae rendido desde las primeras frases por la habilidad de esta escritora para describir lo complicado con una luminosidad y un encanto que muchos historiadores quisieran. Incluso se atreve con la necesidad de la política (hace falta poder político para garantizar la integridad cultural de un país) con una claridad que desarma. En los más hermosos parajes verdes, perdida a orillas de un bosque, Jan Morris tiene su refugió galés, la casa de la que está profundamente enamorada porque no es más que la esencia de su país, de su cultura, de su poesía.

La autora explica con paciencia y divertidas anécdotas que el galés es la lengua literaria más antigua (una lengua que tiene magia), que la pátina celta de toda la cultura galesa les convierte en personas de enorme imaginación y que la cocina de la casa es la misma esencia de la cultura galesa. Esto último se debe a que el corazón de cualquier casa galesa es la cocina: allí se recibe a los invitados, se les da de comer, se les ofrece té, se les hace entrar en calor junto al fuego de leña; se leen poemas a la luz de su lumbre, se discute, se come en familia, se comparte. Por eso es la cocina galesa el mismísimo corazón palpitante de Gales, fuente de los mejores recuerdos de cualquier galés adulto porque allí transcurrió su infancia más feliz y allí siguen celebrándose los encuentros más agradables con amigos y seres queridos. 

"Pero yo vivo en un Gales que me pertenece, un Gales que llevo en el pensamiento, poblado de recuerdos, impregnado de melancolía. Y es en ese Gales, ese Gales imperecedero, donde prospera mi casa."

Y por si todo esto no fuese suficiente, Jan Morris también habla sobre sus libros, su biblioteca, sus manías a la hora de comprar y ordenar los volúmenes, los ejemplares más raros... Los hermosos bosques de Gales, el arrullo de la voz de las leyendas mágicas celtas, los peculiares libros de una simpatiquísima y excéntrica escritora ¿podría ser más tentador este agradable librito?

Con un ritmo narrativo que enamora, unas anécdotas y una manera de contar llena de humor y de ternura, Jan Morris hace gala de su prosa más bella y apasionada para contarnos de qué está hecha su alma celta. Sus raíces galesas, como su casa, han resultado al cabo de los años lo suficientemente poderosas como hacerla volver a su país y disfrutar de un refugio que, en este delicioso libro, abre con generosidad y hospitalidad galesa a todos los lectores que tengan el buen acierto de abrirlo.

Lector, cuando estés cansado, siéntate un rato junto a la chimenea y deja que esta escritora galesa te cuente con su hermosa voz de druida celta.

Nota: Atención al divertidísimo paralelismo que hace la autora entre galeses y pueblos semitas (páginas 20 y 21), amparada en la cabezonería de sus compatriotas y su encantadora singularidad.

También te gustará: Ex-libris, confesiones de una lectora; Ven y dime cómo vives; Signatura 400

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La casa de una escritora en Gales

martes, 2 de junio de 2015

La nieta del señor Linh, de Philippe Claudel

Tras un largo viaje en barco, el señor Linh llega a un nuevo país como refugiado. Atrás ha dejado su aldea, destrozada por la guerra, las bombas, el horror; su esposa murió cuando todavía era joven, y su único hijo y su nuera fueron asesinados mientras trabajan en los arrozales. El señor Linh, anciano, cansado, triste, solo ha podido traer consigo una pequeña maleta con algo de ropa, un saquito con tierra de su aldea y su bien más preciado, su nieta Sang Diu, un bebé de pocos meses. No comprende ni una sola palabra del idioma que hablan en esa nueva ciudad enorme a la que acaba de llegar y en la que los olores parecen grises. En el centro de expatriados se encargan provisionalmente de darle alojamiento y comida, pero el anciano señor Linh no tiene ganas de vivir, excepto por la pequeña niña que siempre lleva entre sus brazos... y por el señor Bark, un viudo parlanchín, tan solo como el mismo señor Linh. Ambos hombres, perdidos, lastrados por el enorme peso de su dolor y su soledad, encontraran, en un pequeño banco junto a un parque, el tesoro que jamás pensaron descubrir después de tantos años: una amistad verdadera.

"El anciano piensa en todo eso. Sentado en ese banco que en solo dos días se ha convertido en un pequeño rincón familiar, un madero flotante al que se hubiera agarrado en medio de una ancha, turbulenta y extraña corriente. Y con su cuerpo calienta el último brote de la rama, que de momento duerme sin temor, melancolía ni tristeza, con ese sueño de criatura ahíta, feliz de sentir la calidez del ser querido, su tibia suavidad y el arrullo de una voz acariciante."


Philippe Claudel inicia La nieta del señor Linh con la llegada de un anciano con una maleta en una mano, un bebé en el otro brazo, y toda la pena del mundo en el corazón. Así son las primeras páginas de esta novela, totalmente conmovedoras, llenas de ternura. Y podría pensar el lector que Claudel hace algo de trampa ¿quién no iba a enternecerse con un anciano expatriado por la guerra que lo ha perdido todo excepto a un pequeño bebé? Pero Claudel no cae en el dramatismo, ni en el efectismo que tan fácilmente podría conseguir con un punto de partida semejante; contenida, sobria, sencillamente bella incluso en el gesto más cotidiano de los protagonistas, la prosa del autor seduce y envuelve al lector con tanta delicadeza que nada importa excepto saber qué va a ser del pobre señor Linh y su pequeña Sang Diu. 

Sin estridencia, sin sentimentalismos fáciles, sin dramas desaforados, Claudel conduce la trama con firmeza con un narrador que sigue al señor Linh pero que también sabe de las penas del magnífico personaje que es el señor Bark. Dos protagonistas, exiliados de sus propias vidas por la muerte de sus seres más queridos, que se encuentran en medio de un desierto de soledad y cansancio, y que forjan una amistad extraordinaria porque, aunque ni siquiera hablan la misma lengua, las lágrimas se entienden en todos los idiomas. Por todo esto La nieta del señor Linh es una pequeña gran novela que se lee casi de un tirón, alguna zozobra por el destino final de abuelo y nieta, sonrisas de "buenos días" y lágrimas de tristeza; pero también de infinita ternura por la hermosa historia que Philippe Claudel dibuja con acierto, fluidez y la belleza que solo tienen los pequeños detalles y la desesperación más absoluta.

Lector, una estupenda lectura para descubrir la bella sencillez de la prosa de Philippe Claudel. Y no, lector, ni siquiera al final Claudel hace trampas, simplemente desgrana despacio el corazón de un anciano que lo ha perdido todo.

Esta lectura llegó a mis manos gracias a las estupendas recomendaciones y reseñas de Marilú Cuenta Libros y Meg de Cazando estrellas.

También te gustará: La fórmula preferida del profesor; La niña que iba en hipopótamo a la escuela; La delicadeza

Si quieres hacerte con un ejemplar, haz clic en el siguiente enlace:
La nieta del señor Linh